Biografía

Antonio Martínez Mengual: «Pinté a 'Virutas' pensando en que los niños se iban a divertir con él»

Martínez Mengual con el cerdo "Virutas"
en su taller de la pedanía de Aljucer 
(Javier Carrión / AGM)

Manuel Madrid 02/09/2016

'La Verdad' organiza la exposición Iberian Pork Parade, patrocinada por ElPozo, que se inaugura el domingo con 47 visiones artísticas sobre el cerdo, entre ellas la del pintor Antonio Martínez Mengual.

Desde el próximo domingo, y hasta el día 12 de septiembre, la calle Basabé de Murcia acoge la exposición Iberian Pork Parade, organizada por 'La Verdad' y patrocinada por El Pozo. El cerdo es el protagonista de la muestra. Podrán verse 47 obras de arte, 47 visiones diferentes sobre el mismo animal. La contribución murciana lleva la firma de Antonio Martínez Mengual, un pintor que ve en la paleta un catálogo de sentimientos. En su obra cada color es una emoción. Para esta muestra de 'La Verdad' ha creado en su taller de Aljucer un simpático cerdo agridulce, al que llama 'Virutas'.

-¿Cómo surge esta colaboración?
-La propuesta que me llega es la siguiente: ¿Pintarías un cerdo? A partir de ahí no pregunté mucho, porque venía de una persona de confianza y sabía que el proyecto sería interesante. Yo estaba trabajando entonces en una exposición mía y entre medias surge esta colaboración. Pensaba al principio que me tocaría hacer una maqueta o una imagen sobre papel, pero a los dos días recibí de Cáceres un cerdo de fibra de vidrio, en tamaño original, y ya me puse las pilas porque había que tomárselo en serio. Consulté con el coordinador artístico del proyecto, que está bien elaborado y participan artistas, la mayoría de Extremadura, empresarios y el periódico 'Hoy' [Vocento], y comencé a trabajar, y encantado de la vida.

-¿Por qué fue usted el elegido?
-Pues fue una pura coincidencia, porque la persona que está en ese momento ayudándome a montar la exposición es la que recibe la propuesta de un artista murciano que pinte. Y yo sin pensarlo mucho y sin preguntar demasiado me involucré. Me gusta participar en iniciativas que tengan cierta trascendencia.

-Supongo que nunca se le había planteado esta posibilidad de pintar un cerdo de tamaño natural.
-Pues la verdad es que no. Pero ahora que me he tirado de cabeza al agua podría pintar unos cuantos más... Es muy atractivo el reto de pintar, sobre todo pintar con calidad, y todavía es más atractivo hacerlo en un cerdo que parece real. Este está terminado y firmado, siguiendo las normas de la organización. José Manuel Gamero, el director artístico, me dijo que han participado alrededor de 50 artistas, y para mí es un honor. Es una persona muy amable y profesional.

-El resultado es un cerdo muy pintoresco y con aires mediterráneos.
-Efectivamente. Yo he elegido un motivo veraniego, porque la opción del collage, de pegarle cosas, es posible, pero hay un riesgo porque las esculturas van a estar al aire libre, y en Murcia posiblemente a 40 grados, y cuando vaya a San Sebastián tendrá que soportar un chaparrón diario. Una escultura no es como un Ferrari. Yo espero que le den un barniz industrial que le permita protegerlo de la intemperie. Elegí el color amarillo porque soy un fanático del limón, que es un elemento característico de la cocina murciana. El animalico venía blanco, estaba solo, y le puse nombre, 'Virutas', y nos hicimos amigos. Le apliqué un fondo amarillo más claro, luego un tratamiento para hacer sombras con gris oscuro, por algunas partes del animal, para sacar calidades y texturas. Y finalmente hice los pececitos que danzan alrededor, que van y vienen. Podría ser surrealista o dispersionista por los colores, pero deseaba conseguir que fuera una figura festiva pensando en que los niños son los que más se van a divertir.

-Un cerdo alegre...
-Eso, eso. Yo lo estaba pintando y lo veía con niños tocando, o investigando con sorpresa cómo es este animal.

-La muestra ayuda a promocionar uno de los patrimonios de la gastronomía patria: el cerdo ibérico. Y, además, con el aliciente de haber participado artistas como Bebe.
-Es un trabajo respaldado por el sector cárnico, y no hay que olvidar que en España hay varias denominaciones de origen del cerdo ibérico en diferentes comunidades autónomas reconocidas por la Unión Europea, entre ellas Extremadura, de donde proceden la mayoría de artistas que han participado en esta exposición. Yo me alegro de que hayan contado conmigo, porque este proyecto no es algo aislado, sino algo que va creciendo donde encuentra un apoyo y donde haya una empresa o institución interesada se seguirán pintando más bichitos como 'Virutas'.

-Este trabajo coincide además en el tiempo con una exposición suya que se podrá ver a partir del 5 de septiembre en la sala de columnas del Palacio Almudí, bajo el título: 'Buscando un color encontré una Patria'.
-Es una muestra muy amplia, y prefiero que el espectador aparezca por allí, por el Almudí, y se deje sorprender. Son trabajos muy diferentes, que no tienen nada que ver. Yo llevo pintando toda la vida, desde que a mediados de los años 70 realicé mi primera exhibición. Me gusta, me lo paso bien. Son muchos años... ¡Parece una cadena perpetua pero no lo es!

-Pero no quiere jubilarse.
-Bueno, mientras tenga salud quiero seguir disfrutando. He tenido tiempo para trabajar en los últimos años, con proyectos personales que me han gustado mucho. Y en esa exposición tal vez se refleja todo eso.

-¿Tiene la impresión de que el público murciano valora el arte?
-A todo el mundo no le interesa el arte, ni la cultura. Desgraciadamente es así, pero hay un porcentaje amplio de gente interesada, que asiste a exposiciones y va a museos, y esa gente que se interesa por nuestro trabajo es la que me interesa a mí. Yo me he sentido muy querido siempre, por gente conocida y desconocida que ha comentado mis obras, y esa relación entre el artista y el público es necesaria, porque muchas veces en tu casa, en tu taller, no sabes cómo van a reaccionar. Ese contacto afectivo y cultural es bueno y estimulante. Es lo que los cantantes llaman el aplauso del público.

-'Virutas' debe contener algo que identifique esta pieza con el resto de su obra de un primer vistazo.
-Sí, lo fundamental es el color. Para investigar más sobre el sentido de los peces hay que hacer una segunda lectura. Es como leer el diario. No podemos quedarnos en los titulares.


Iberian Pork Parade
Calle Basabé, lateral de la iglesia de Santo Domingo. Murcia.
Del 4 al 12 de septiembre.
Horario: De 11 a 20 horas.



Publicación original en La Verdad


No hay comentarios:

Publicar un comentario